Vuelve la Lotería de Navidad

Veo en las redes sociales que a más de uno se le ha caído una lagrimita con el anuncio de la Lotería de Navidad de este año. La verdad es que tras la saga del calvo soplando, más larga que la de Harry Potter, y el lamentable resultado del año pasado con artistas hinchados por el botox y ciudadanos temblando de frío entre poliespán, este año lo han mejorado muchísimo (no era difícil).

Son Trending Topic desde que ayer lanzasen la campaña con los 9 vídeos, la gente no para de compartirlo en Facebook y en Youtube ya cuenta con más de medio millón de reproducciones sin apenas llevar 24 horas colgado. Ha sido una flecha directa a nuestra sensibilidad, a la ‘bondad de los ciudadanos’.

Este año han mostrado las situaciones más cotidianas, la gente más humilde y la ilusión más verdadera: que te toque la lotería. Comprarse un nuevo coche, casarse, pagar el alquiler o tapar algún agujero, porque no tenemos sueños pequeños, pero realmente la gente de este anuncio es como la mayoría. No buscan un Ferrari ni un barco en Marbella, sino poder disfrutar con su círculo más cercano de las cosas más necesarias de su día a día.

Y la verdad es que sí dan ganas de llorar cuando ves el anuncio, porque ves que la única solución para estas personas (entre las que me incluyo) es esa: que les toque la lotería, o serán igual de infelices día tras día. Y el anuncio conmueve sí, porque mientras hay bancos que desahucian, jefes que maltratan, facturas que ahogan y demás porquería, la única vía de escape es coger una carpeta y llenarla de sueños por si algún día nos toca un ‘pellizquito’.

Bravo por los publicistas, han hecho un trabajo excelente con este anuncio. Te remueve algo por dentro y es precioso, de verdad. Y aunque estemos de mierda hasta las orejas, salgamos a las calles a que nos partan la cara, nos dejemos la piel en el curro por un sueldo de risa y hagamos malabares para llegar a fin de mes, aun nos queda ilusión y la esperanza de un mundo mejor ¡por 20 euritos el boleto oiga!…

¿Sensiblería barata? Por supuesto, pero funciona.

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. bertahvega dice:

    Por cierto, he de decir que me llena de orgullo y satisfacción que el anuncio esté rodado en un bar de mi barrio: Villaverde Alto. El bar La Muralla, detrás de la Iglesia de San Andrés, es hoy más conocido que nunca y mucho más frecuentado, aunque sea por curiosos que andan buscando a Antonio 🙂

  2. Cris dice:

    Muy fan de las ideas que se te enredan Berta 🙂
    El anuncio emociona, sí, han sabido dar donde más nos duele… el bolsillo en tiempos convulsos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s