Viajar

006-lana-del-rey-theredlist

Estaba en el invierno de mi vida, y los hombres que conocí a lo largo del camino fueron mi único verano. Por la noche me quedaba dormida con visiones de mí misma bailando, riendo y llorando con ellos. Tres años seguidos en una gira mundial interminable y mis recuerdos con ellos fueron lo único que me sostuvieron y mis únicos momentos de felicidad real.

 

 Fui una cantante, no de las populares, que una vez tuvo el sueño de convertirse en una hermosa poeta, pero tras una serie de desafortunados eventos, vi mis sueños truncados y divididos, como un millón de estrellas en el cielo en una noche oscura, que deseé una y otra vez… brillantes y rotos. Pero en realidad no me importó, porque sabia que necesitaba conseguir todo lo que siempre quisiste  todo y después perderlo para saber lo que es  la verdadera libertad.

 

 Cuando la gente que conocía descubría lo que había estado haciendo y cómo había estado viviendo, me preguntaban por qué. Pero no sirve de nada hablar con gente que tiene un hogar, no tienen ni idea de lo que es buscar seguridad en otras personas, por tener un hogar donde recostar tu cabeza.

 

 Siempre fui una chica muy inusual. Mi madre me decía que tenía un alma camaleónica, sin brújula moral que apuntase al norte, sin una personalidad fija. Sólo una indecisión interior que era tan ancha y tan vacilante como el océano. Y si se dijera que no tenía la intención de ser de esta manera estaría mintiendo, porque yo nací para ser la otra mujer.

 

No pertenecía a nadie. Pertenecía a todos. No tenía nada pero lo quería todo. Con un fuego para cada experiencia y una obsesión por la libertad que me aterrorizó hasta el punto de que ni siquiera podía hablar, y me empujó a un punto nómada de locura que me deslumbró y mareó.

 

Cada noche solía rezar para encontrar a mi gente y, finalmente, lo hice, en el camino abierto. No teníamos nada que perder, nada que ganar, nada que deseáramos más, excepto hacer de nuestras vidas una obra de arte.

 

¡Vive rápido, muere joven, se salvaje y diviértete!

 

Creo en la persona en la me quiero convertir. Creo en la libertad del camino abierto. Y mi lema es el mismo de siempre: “Creo en la bondad de los desconocidos. Y cuando estoy en guerra conmigo misma, viajo. Sólo viajo.”

 

¿Quien eres tú?. ¿Estás en contacto con tus oscuras fantasías?, ¿Has creado una vida para ti mismo donde eres libre para experimentarlas? Yo la tengo.

 

Estoy jodidamente loca, pero soy libre.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Pingback: Viajar | Up to now

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s