Sin luz

-Podemos quedar a oscuras y sin conocernos vamos tanteando nuestros cuerpos. Si físicamente, lo que tocamos nos gusta, las manos pueden dar paso a los brazos, la boca, la lengua,… Y cuando estemos tan enredados que no podamos soltarnos en días, empezaremos a mirarnos a los ojos para averiguar qué hay detrás de ese sexo, del sudor y los escalofríos.

Si eso también nos gusta será el momento de hablar y conocer nuestras voces y palabras. Pero puede que todo salga mal y tras las palabras lleguen los sueños y planes. Será demasiado tarde para desenredarse, porque nuestras costillas estarán enganchadas y lo que antes eran dos, ahora será uno…

-Apaga la luz, por favor.

Sin Luz

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s